Advanced
Search
  1. Inicio
  2. Este aditivo alimentario común puede alimentar el aumento de peso y la diabetes.
Este aditivo alimentario común puede alimentar el aumento de peso y la diabetes.

Este aditivo alimentario común puede alimentar el aumento de peso y la diabetes.

  • September 13, 2019
  • 0 Likes
  • 339 Puntos de vista
  • 0 Comentarios

Nos guste o no, los aditivos alimentarios son una base de las dietas occidentales. Hay potenciadores del sabor y aditivos presentes en casi todos los alimentos y bebidas comprado. En este artículo vemos un cuál es ese aditivo alimentario común puede favorecer el aumento de peso y la diabetes. 

Los expertos en salud han estado advirtiendo sobre el peligro de estos aditivos alimentarios en el cuerpo humano. La evidencia científica acumulada sugiere que consumir cantidades excesivas de alimentos con aditivos, como conservantes y potenciadores de color, puede tener un impacto a largo plazo en nuestra salud.

Recientemente, un estudio ha sugerido que un aditivo alimentario común que se usa como agente anti-moho en los alimentos envasados ​​puede alterar la forma en que nuestro cuerpo procesa el azúcar e incluso puede llevar a un aumento de peso, aumentando los riesgos de obesidad y diabetes tipo 2. El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Tel Aviv, se centra en el propionato, un ácido graso de cadena corta que se usa comúnmente como conservante de alimentos. Los hallazgos han sido pubkicados en la revista Science Translational Medicine en abril de 2019.

Propionato conduce a un alto nivel de azúcar en la sangre en ratones

Experimentando en ratones, los investigadores descubrieron que el propionato activaba el sistema nervioso simpático, medido por los niveles de norepinefrina, y aumentaba los niveles de las hormonas glucagón (que se encarga de regular la cantidad de glucosa de la sangre) y FABP4 (codifica la proteína de unión a ácidos grasos). Esto hizo que el hígado produjera niveles altos de glucosa, lo que a su vez condujo a niveles altos de insulina en la sangre.

Los ratones fueron alimentados con una dosis baja de entre 0.15 y 0.3 por ciento de propionato en su dieta durante varias semanas. Esto es equivalente a lo que consumiría una persona que toma una dieta occidental.

Como resultado, los ratones desarrollaron niveles más altos de glucagón y FABP4, niveles altos de insulina en la sangre y resistencia a la insulina, un sello distintivo de la diabetes tipo 2. También aumentaron de peso, con un aumento significativo en la masa grasa, en comparación con los ratones que recibieron una dieta estándar.

El propionato altera el metabolismo en los humanos

Después, los investigadores reclutaron 14 voluntarios sanos, no obesos. Los participantes del estudio tomaron una comida que contenía 500 calorías suplementadas con propionato, concretamente 1 gramo de propionato de calcio o placebo .

Después de 2 semanas, los mismos participantes regresaron y los grupos se cambiaron, lo que significa que los voluntarios que estaban en el grupo de placebo durante la primera visita comieron la comida que contenía propionato durante la segunda visita.

Al igual que con los ratones, los participantes del estudio experimentaron picos de norepinefrina, glucagón y FABP4, aumentaron los niveles de insulina en la sangre y redujeron la sensibilidad a la insulina. Incluso cuando se administraba una pequeña cantidad de propionato a los humanos, este tenía efectos significativos en el nivel sistémico de hormonas clave como la FABP4.

Finalmente, el equipo de investigación analizó los datos de 160 participantes del ensayo controlado aleatorizado de intervención dietética para ver si los niveles de propionato y la pérdida de peso estaban relacionados.

Al inicio del estudio, el equipo encontró un vínculo entre los niveles de propionato y la resistencia a la insulina. Después de 6 meses, los niveles más bajos de propionato mostraron una asociación con mejoras más significativas en la sensibilidad a la insulina.

Comer sano es fundamental para llevar una vida sana

Comer sano empieza por consumir la menor cantidad de productos procesados, incluidos los que se catalogan como ‘comida sana’ en los supermercados. La evidencia científica sobre los efectos de los aditivos alimentarios se acumula. De ahí la importancia de ser más críticos con lo que consumimos.

No te olvides de llevar una vida activa

Además de comer es fundamental para tu salud que lleves una vida activa.

  • Compartir:

Deje su comentario